Lo que necesitas
115 gr mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

125 gr fructosa
1 cucharadita de vainilla
125 gr de harina integral
1⁄4 cucharadita de canela molida
1⁄4 cucharadita de nuez moscada molida OPCIONAL
1⁄4 cucharadita de sal
140 gr de avena en hojuelas
1⁄2 taza de amaranto
1⁄2 taza de chispas de chocolate hershey’s

PROCEDIMIENTO

1. En un tazón bate junto la mantequilla con la fructuosa, hasta obtener una mezcla cremosa.
2. Con la ayuda de una pala miserable, raspa las orillas del tazón para que los ingredientes se integren por completo. Agrega la vainilla y bate
ligeramente.
3. Agrega la mezcla de harina a la mantequilla, bate hasta que se integre. Agrega las semillas mezclando con la espátula. Refrigera por lo
menos 30 minutos.
4. Precalienta el horno a 180°C sobre una charola con papel encerado, coloca bolitas de galletas del tamaño de una nuez de castilla. Aplasta
con un tenedor o con la yema de tus dedos. Recuerda que debe quedar 5 cm entre cada galleta.
5. Hornea por 15 minutos, girando las charolas a la mitad de la cocción. Estarán listas cuando la orilla de las galletas estén ligeramente
doradas.
6. Retira del horno y deja enfriar durante 15 minutos, retira de la charola y deja enfriar por completo sobre una rejilla.

NOTA: guarda las galletas en un recipiente hermético a temperatura ambiente, durarán hasta 5 días. La masa puede ser refrigerada hasta
una semana o congelada por 2 meses.